¿Por qué comiendo más vegetales ayudamos a frenar el cambio climático?


El Cambio Climático no sólo provoca derretimiento de la masa de hielo en los polos, inundaciones, aparición de fenómenos meteorológicos más violentos, sequías e incendios, si no que también está afectando la disponibilidad, el acceso, la nutrición y la estabilidad de los alimentos.


Es por ello, que el Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) publicó el informe sobre La Tierra y el Cambio Climático, en el que destaca que cambiar la dieta por una que incluya más vegetales y legumbres, así como invertir en la agricultura sostenible y proteger la tierra de la degradación, puede contribuir a disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero.


Asimismo, en el documento, los expertos de la ONU aseguran que alimentos más caros, menos nutritivos y cambios en la cadena de distribución afectarán a todo el planeta, si no se actúa para detener la degradación de la tierra y mantener el calentamiento global por debajo de los 2°C, como lo establece el Acuerdo de París.


“Podemos luchar contra el cambio climático en un mundo donde nos concentremos en la sostenibilidad. Esto significa un menor crecimiento de la población, una reducción de las desigualdades, una mejor nutrición y un menor desperdicio de comida. Una acción temprana para reducir las emisiones significará que utilizaremos menos tierra en el futuro para obtener energía y habrá menos deforestación”, destacó Hans-Otto Pörtner, científico del IPCC.

Oficinas Corporativas Ciudad de México, Cándido Avilés #37, Col. Lomas de Memetla, Alcaldía Cuajimalpa de Morelos, México, CDMX.

Tel: +52 (55) 5812-6464